Radio ONE+ 99 7

Adam Driver no piensa en ‘La Casa Gucci’ como en una película “para la temporada de premios”

“Trabajar con Ridley [Scott] en Italia durante tres o cuarto meses, y con este reparto… no había que pensárselo, dice un Adam Driver que comparte entusiasmo con su compañera de reparto, Salma Hayek, en eso de adorar al mencionado director de ‘La Casa Gucci‘. “Ridley Scott” al parecer son las palabras mágicas necesarias para que numerosos actores de renombre se embarquen en un proyecto.

 Adam Driver en 'La Casa Gucci' (2021)

En este caso además, dicho proyecto contaba con una jugosa historia de base: el cuento de avaricia, traición y asesinato encabezado por Patrizia Reggiani y Maurizio Gucci. Este matrimonio, que en la película que se estrena en cines el 26 de noviembre, está encarnado por Lady Gaga y Driver, son dos polos opuestos que se atraen, más que irremediablemente, por la insistencia de Reggiani que “se convierte en la amante [de Maurizio] pero también en una figura maternal de alguna forma”.

Driver describe a su personaje como un hombre dependiente que se pasa toda la primera parte de la película sin tomar decisiones por si mismo, “todo el mundo lo hace por él”, y cuando se libera de ese patrón lo hace a través de una relación más “cómoda” para él. Vaya que Maurizio es un pazguato al que Driver ha construido de manera “precisa” gracias a cómo ha evolucionado su forma de trabajar con Scott.

Y es que esta cinta marca la segunda vez en este 2021 que Driver trabaja bajo la dirección del aclamado cineasta. La primera fue un último duelo muy celebrado por la crítica, film con Jodie Comer, Matt Damon o Ben Affleck, ante el que Scott se habría presentado con el mismo método. “No creo que su enfoque cambie”, explica Driver a este respecto. “Simplemente la relación evoluciona cuanto más trabajas con una persona. Así que cuando percibo qué es lo que necesita […] ajusto mi proceso al suyo, de ahí que aquí trabajásemos más rápido y de manera más precisa en ‘La Casa Gucci’.

Driver, que reitera su pasión por Scott afirmando que “simplemente quería trabajar con Ridley lo antes posible” cuando acepto el proyecto, asegura además que cuando leyó el guion no pensó en ‘La Casa Gucci’ “como una película para la temporada de premios” porque “todo eso de los premios no tiene nada que ver con el momento en que aceptas participar en una producción”.

Salma vive su momento

Driver y Gaga son los protagonistas del drama Gucci, pero rodeando a estas dos estrellas hay un puñado de actores de su talla como poco. Ahí están Jeremy Irons, Al Pacino o Jared Leto, y una Salma Hayek que vive su mejor momento. Ella lo atribuye a que “como pasó lo del COVID, algunas de las películas se guardaron” motivo por el cual este año no solo se luce en ‘La Casa Gucci’, sino también en ‘Eternals‘ y ‘El otro guardaespaldas 2‘.

Eso sí, su Pina de esta nueva propuesta firmada por Scott, es un papel anecdótico, a pesar de lo cual Hayek subraya que se aseguró de hacerlo “real” y que no considera se acerque a un rol más estereotipado (especialmente en el caso de los personajes interpretados por mujeres latinas). “Recuerda que es italiana. Supuestamente todos somos italianos”, dice para explicar el planteamiento de “esta bruja, la mejor amiga de Patrizia, que existe y en la película es [un personaje] pequeño pero… qué placer trabajar con Ridley Scott.

Y a eso se reduce todo, al nombre de Scott, cineasta mítico en la meca del cine y seductor nombre que ha logrado que medio Hollywood diga sí a ‘La Casa Gucci’, en cines a partir del 26 de noviembre.

Archivos

Categorías