Radio ONE+ 99 7

La Venecia inglesa: una guía para los viajeros amantes de la navegación

The Norfolk Broads
Los pacíficos Norfolk Broads se encuentran al norte, este y sureste de la ciudad de Norwich, con treinta lagos tranquilos y poco profundos bordeados de juncos (foto: The Norfolk Broads @NorfolkBroads)

Algo tiene de bucólico Venecia, quizás vinculado a ese adentrarse en un mundo surrealista apenas se traspasan sus fronteras. El agua mece las ideas de una forma diferente allí. En algunos sitios del planeta se ha intentado crear inspiraciones similares.

Norfolk Broads es un espacio que, con matriz propia, ha logrado parecerse y evocar a los canales italianos. Los pacíficos Norfolk Broads se encuentran al norte, este y sureste de la ciudad de Norwich, con treinta lagos tranquilos y poco profundos bordeados de juncos, alisos o sauces. Están interconectados por una serie de ríos y tintes artificiales para formar alrededor de 300 kilómetros de vías navegables.

Debido a la naturaleza única del área, los Norfolk Broads y sus ríos lentos y pantanos silenciosos lo convierten en un lugar exquisito para explorar la vida silvestre nativa y capturar fotografías únicas de aves migratorias que visitan la ruta como un respiro de su gigantesco viaje hacia el sur.

Los Broads son principalmente un entorno de agua dulce, donde la población de nutrias británicas parecen estar regresando debido a la calidad del agua y el paisaje circundante. Las marismas y los cañaverales entre las vías fluviales de los Norfolk Broads hacen de la zona un espacio atractivo para muchos tipos de aves.

En las playas a lo largo de la costa que acarician los bordes de los Broads hasta las vías navegables interiores, pantanos y marismas proporcionan un campo de juego en constante cambio para los viajeros. Para aquellas almas románticas y amables, el paisaje agrícola pacífico da paso de vez en cuando para revelar bosques mágicos, grandes casas místicas y pueblos de cuentos de hadas, escondidos aparentemente perdidos y esperando ser descubiertos.

El pasado, hoy

The Norfolk Broads
En Norfolk Broads se promueve la navegación sostenible y el uso de botes eléctricos se fomenta mediante la provisión de puntos de recarga (foto: The Norfolk Broads @NorfolkBroads)

El Norfolk Broads de hoy es una zona maravillosa para el turismo, especialmente para la navegación, actividad tradicional de la ciudad desde finales del siglo XIX. A través de una cuidadosa conservación es un área de excepcional belleza natural que se une a la vida silvestre. Lo que alguna vez se pensó que era un humedal formado naturalmente, de hecho fue creado principalmente durante la Edad Media. El proceso se inició cuando los monasterios comenzaron a recolectar turba.

Durante el siglo XIX, la facilidad para mover mercancías y personas por agua ayudó a que esta área se volviera muy importante para el comercio dentro de Norfolk. Los primeros pequeños wherries, cuyo diseño probablemente se remonta a la invasión vikinga, transportaban cargamentos y personas. Ejercieron su oficio hasta alrededor de 1800 cuando fueron reemplazados por wherries comerciales, versiones más grandes, de poco calado y mucho más maniobrables que podían transportar cargas más grandes de lana, juncos, juncos y ladrillos más rápido por los ríos hasta la costa.

Luego, los cargamentos se transfirieron a las grandes barcazas del Támesis para el viaje hacia los puertos alrededor de la costa. En 1908 Harry Blake formó la primera agencia de reservas para vacaciones en barco. A medida que la popularidad de la navegación se disparó, pronto se agregaron otros astilleros al negocio. En el pico de la demanda, había hasta 2.500 barcos de alquiler navegando por las aguas, sin embargo, el número de barcos disponibles para alquilar ahora se ha reducido a alrededor de 800.

En Norfolk Broads se promueve la navegación sostenible y el uso de botes eléctricos se fomenta mediante la provisión de puntos de recarga.

Dónde dormir

The Norfolk Broads
La rica herencia agrícola de North Norfolk significa que cualquier visita estará llena de deliciosa comida de temporada elaborada con ingredientes de origen local (foto: The Norfolk Broads @NorfolkBroads)

Los que gusten del camping, pueden encontrar una buena opción en Deepdale. Pero si hay ganas de vivir en serio el espíritu del cottage inglés, la antigua cabaña de pescadores que se encuentra junto al muelle de Wells, a solo unos metros de East Fleet es perfecta. En el interior hay una decoración que data de 300 años atrás, de carácter y muchas comodidades.

Morston Hall es una encantadora casa de campo de piedra y ladrillo del siglo XVII que goza de un entorno tranquilo en medio de hermosos jardines. Es el escenario perfecto para disfrutar de la excelente cocina del chef Galton Blackiston. Hay seis suites con jardín en el pabellón del hotel. Los cursos de cocina y las demostraciones se llevan a cabo durante todo el año.

Old Town Hall House se encuentra en el popular pueblecito de Cley, junto al mar, en una zona de excepcional belleza natural que cuenta con una magnífica reserva para la observación de aves en las afueras. Las habitaciones, decoradas con buen gusto, ofrecen telas de lujo y accesorios retro con un toque moderno. La cena está disponible algunas noches y los huéspedes pueden disfrutar de una bebida antes de la cena en el salón de antemano. El chef y patrón James ha trabajado en algunos de los mejores restaurantes de Europa y solo se incluirán ingredientes de alta calidad en el menú.

Dónde comer

The Norfolk Broads
Norfolk Broads es una zona maravillosa para el turismo, especialmente para la navegación, actividad tradicional de la ciudad desde finales del siglo XIX (foto: The Norfolk Broads @NorfolkBroads)

La rica herencia agrícola de North Norfolk significa que cualquier visita estará llena de deliciosa comida de temporada elaborada con ingredientes de origen local. Los fanáticos de la cerveza artesanal también se deleitarán con la cantidad de cervecerías: el suelo de la zona es perfecto para cultivar cebada de malta.

Las cervecerías de Norfolk Winter’s y Woodforde’s, como en Suffolk’s Adnams ofrecen las auténticas cervezas inglesas artesanales. En cuanto a la gastronomía, los productos de East Anglian, en particular el pescado y la caza, son la prioridad de la cocina, hay que probar el eglefino ahumado en trozos y la sopa de camarones marrones con pan de masa fermentada, seguido de lomo de venado asado con papas.

The Crown Hotel es propiedad del chef de televisión Chris Coubrough. Esta antigua posada del siglo XVII tiene vistas a un campo bordeado de árboles. La decoración contemporánea se combina sin esfuerzo con las vigas antiguas del bar y otros encantos del viejo mundo. Ya sea que se coma en el bar, el restaurante, el invernadero o al aire libre con sus excelentes vistas, los menús ofrecen platos modernos de influencia británica e internacional.

Escondida en un popular pueblo de pescadores cerca del camino costero del norte de Norfolk (Peddars Way), King Arms es la parada perfecta para refrescarse después de una caminata vigorizante, tiempo dedicado a la observación de aves o un viaje en barco a la cercana colonia de focas. Abierto todo el día y administrado por la misma familia durante 43 años, sirve una excelente selección de cervezas, incluida la Woodforde’s Wherry elaborada en Norfolk.

Qué ver

The Norfolk Broads
La costa norte de Norfolk también es un paraíso para los caminantes, hay senderos de 11 kilómetros para pasear rodeados de canales de agua dulce (foto: The Norfolk Broads @NorfolkBroads)

Reconocido como un importante punto de acceso para la observación de aves, una visita a una de las abundantes reservas naturales de la zona revelará una increíble variedad de vida silvestre. Se puede navegar desde Morston Quay para ver las aves y la colonia de focas grises que toman el sol en los bancos de arena de Blakeney Point.

La costa norte de Norfolk también es un paraíso para los caminantes, donde no faltan paisajes impresionantes. Se puede hacer un sendero de 11 kilómetros de marisma salada entre Wells-Next-the-Sea y Blakeney, pero es importante estar atento a la marea.

Un viaje en el tren ligero de Wells & Walsingham para ver kilómetros de gloriosa campiña, particularmente conocida por sus flores silvestres y mariposas, es una gran opción para los viajeros.

Para probar la rica historia de esta región, es imprescindible destinar un día descubriendo las delicias de Holkham, un pueblo tranquilo en el corazón de la Reserva Natural Nacional de Holkham y hogar de Holkham Hall. Inspirado en la arquitectura renacentista italiana, un paseo por los pasillos revelará una habitación tras otra de resplandeciente esplendor. Para el final, el sitio ideal para tomar un descanso es la playa de Wells, votada de forma recurrente como una de las mejores de Inglaterra.

SEGUIR LEYENDO:

Los pequeños pueblos italianos dan la bienvenida a los turistas: guía para un viaje lejos de las grandes ciudades

Un recorrido imperdible por los lugares más lujosos de América Latina

Gales, Escocia e Irlanda del Norte: todo lo que hay que saber para viajar en pandemia

Archivos

Categorías