Radio ONE+ 99 7

‘Scream’: Ghostface da la puñalada certera

Hace 11 años, Wes Craven parecía haber cerrado una de sus sagas más emblemáticas, ‘Scream‘, aquella que revivió el terror slasher en los años 90. La cuarta entrega de la franquicia logró recuperar parte del aplauso de la crítica que tuvieron las dos primeras cintas, ambas iconos del género. Fallecido el cineasta, parecía imposible recuperar el espíritu original de la tetralogía… hasta ahora, pues que Matt Bettinelli-Olpin y Tyler Gillett rinde tributo al maestro del terror con una quinta entrega que logra que Ghostface dé una de sus mejores puñaladas.

Scream

Desde la primera secuencia, el tándem formado por Bettinell-Olpin y Gillett muestran que tienen muy claro que esta quinta entrega no es una secuela al uso y que, aunque tenga ciertos elementos que evoquen a lo propio de los reboots, busca ser una especie de homenaje completo tanto a la saga como al cine de Craven. Y todo comienza con una escena muy similar a la que vivió Drew Barrymore en la primera entrega, la cual es la que tiene los principales guiños que fascinarán a los fans más nostálgicos.

Esta entrega de ‘Scream‘ es muy consciente del poder que tiene el rememorar el pasado y tiene varios guiños a los fans, mostrando su compromiso con esa legión de seguidores que han apoyado desde el inicio a la franquicia. Eso invita, por otro lado, a que sea una propuesta ideal para introducir a los más profanos, logrando un punto de equilibrio entre el pasado y el presente, al combinar muy bien a los veteranos, los icónicos Sidney Prescott (Neve Campbell), Dewey Riley (David Arquette) y Gale Weathers (Courteney Cox); con la nueva cantera de actores, que lideran esencialmente Melissa Barrera y Jack Quaid, aunque también destacan Jenna Ortega y Dylan Minnette.

Scream

Una quinta parte brutal que rinde tributo a Wes Craven

Bettinelli-Olpin y Gillett, que dirigen un guion de James Vanderbilt y Guy Busick, aprovechan su experiencia con la estupenda ‘Noche de bodas‘ para crear un filme lleno de ritmo y acción, que sabe colocar los sustos en las escenas pertinentes y que mantiene el espíritu de la saga ‘Scream’ en lo referente a no tomarse demasiado en serio. Teniendo en cuenta que la cinta dura casi dos horas es un ejercicio muy notable el mantener al público expectante hasta la puñalada final.

Scream

Aunque esta quinta entrega está llena de referencias y de Easter Eggs que deleitarán al fandom, también tiene cierta mirada crítica a los peligros del fan service. Eso le da un mayor trasfondo y también una mirada más irónica, que la convierta en la mejor cinta de la franquicia desde ‘Scream 2‘.

Como sucedió con el revival de ‘Halloween‘, Ghostface muestra que sigue en plena reforma y que el legado de Wes Craven se mantiene intacto gracias a unos directores que han sabido realizar un homenaje sin olvidar introducir nuevos elementos. En Woosbro se ha dejado un reguero de sangre y no sería extraño que Ghostface volviese a atacar una sexta vez. Eso sí, de momento, toca disfrutar de esta propuesta que ha devuelto el terror a la gran pantalla.

Nota: 7

Lo mejor: Todos los guiños que tiene para el fandom, el que sabe mantener un equilibrio entre lo clásico y lo nuevo. Su ritmo no decae en ningún momento.

Lo peor: Realmente repite el esquema de la primera película, lo que hará que cierto público que exija otra vuelta de tuerca no la valore.

Archivos

Categorías