Radio ONE+ 99 7

‘Venga Juan’: El crepúsculo del españolito

Según Carlos Cañeque “Berlanguiana es aquella situación que procede de una chapuza característicamente ibérica, y que pone en funcionamiento un mecanismo caótico formado por ruidosos y agobiantes tentáculos institucionales, sociales y políticos”. Precisamente en un año en el que la Academia se ha volcado en celebrar el centenario del nacimiento de Luis García Berlanga tenemos que congratularnos: uno de nuestros autores más importantes sigue vivo de alguna forma, aunque sea en la televisión.

'Venga Juan'

Porque eso de la “chapuza característicamente ibérica” resume a la perfección el espíritu de la trilogía de Juan Carrasco. Puede que Diego San José y compañía se hayan reapropiado de la sátira política de Armando Iannucci (‘The Thick of It’, ‘Veep‘) y la incomodidad de Ricky Gervais (‘The Office‘), pero solo para recordarnos que eso es algo que en España se lleva haciendo mucho tiempo (que se lo digan a Larra, Galdós o Cervantes): reírnos de nuestros dolores más endémicos.

Lo que empezó en TNT con ‘Vota Juan‘ y siguió con ‘Vamos Juan’, llega este domingo a HBO Max como ‘Venga Juan’, un tercer acto crepuscular en el que a Juan Carrasco, politicucho cuyo talento es inversamente proporcional a su ambición, le toca pagar por sus crímenes. No importa que estos, que consisten básicamente en una corruptela casual, constante e insensata, sean tan comunes y estén tan extendidos como nos insinúan los telediarios: a Juan, cómo no, le toca pagar porque él siempre pierde. Si no, la serie no sería tan graciosa.

Aunque esta temporada no va de graciosa. Más bien podríamos decir que es un dramón. La gran desdicha de Juan Carrasco no es que en unos días le vayan a meter en la cárcel, dando pie a un thriller político a contrarreloj a lo largo de ocho episodios (como ‘24‘ pero en la carretera hacia Logroño); su gran desdicha es que por primera vez se sabe completamente solo. Y eso lo convierte en una cucaracha desesperada y capaz de arrastrar a las personas que quiere al hoyo al que inevitablemente se ve abocado. Juan hace cosas imperdonables esta temporada, pero se las perdonamos porque entendemos que ya no le mueven la ambición o la mezquindad, sino el miedo a la soledad.

'Venga Juan'

Si algún fallo se le puede sacar a la serie es que su humor haya sido un ensayo y error que ha tardado en pulirse tres temporadas: pero en este tercer y definitivo capítulo ‘Venga Juan’ encuentra su cima humorística en la libertad de ya no intentar forzar la risa. Y si algún chiste o gag no termina de funcionar, siempre se le perdona porque el guion tiene dos grandes bazas. Por un lado está su radiografía de la política española, que siempre ha sido, y en los últimos años más, invulnerable a la sátira (¿cómo se puede ridiculizar lo que ya es completamente ridículo?). Por otro lado, y no menos importante, la ternura y la compasión con las que San José y compañía siempre han mirado a estos patéticos personajes.

Más que a Berlanga, la trilogía de Juan Carrasco recuerda al tándem que formaba con Rafael Azcona cuando retrataban con sorna y cariño al españolito medio en ‘El verdugo‘, ‘Plácido‘ o ‘La escopeta nacional‘ (no puede ser casualidad que en la segunda temporada Carrasco tuviera que ganarse el favor de un posible inversor en su campaña acompañándole en una jornada de caza). ‘Venga Juan’ es el crepúsculo de ese pobre diablo, el españolito que ha sido víctima y verdugo de sí mismo y de su país.

Juan y su equipo

Bueno, en realidad la serie tiene una tercera baza: todo eso no habría funcionado tan bien sin Javier Cámara, tan entregado y conectado con su personaje que podríamos considerarlo co-creador, y María Pujalte. Ni sin los secundarios Adam Jezierski, Yaël Belicha y Esty Quesada, que están ya engrasadísimos en este tercer y definitivo capítulo. Manolo Solo, Ramón Barea, Betsy Túrnez y Eduardo Blanco también logran enriquecer un fantástico reparto al que solo se le puede poner una pega: que el infalible Joaquín Climent no aparezca más veces.

'Venga Juan'

Y no se trata de mencionar nombres porque sí. Es que igual que un político no es nada sin el equipo que tiene detrás (como bien hemos aprendido con Juan Carrasco) ‘Venga Juan’ es el resultado de un trabajo claramente colaborativo en el que todos han remado en la misma dirección: desde el equipo de dirección encabezado por Víctor García León (que de Berlanga y Azcona tiene que saber lo suyo a través de su padre José Luis García Sánchez) y Tom Fernández hasta un guion de Diego San José, Daniel Castro y Diego Soto escrito con cariño y cuidado como un trabajo de orfebrería en el que todas las piezas acaban encajando.

Y aunque pusiéramos como pega la esencia de ensayo y error de la serie, en realidad es su ímpetu experimental, la valentía de probar cosas nuevas y el buen ojo de discernir qué funcionaba y qué no lo que ha hecho que la trilogía de Juan Carrasco alcance las cimas de su tercera temporada. Ejemplos de ello son la integración en el equipo de guion de Soto, autor de una de las mejores campañas de redes sociales que ha tenido una serie en este país, o la repetición de pruebas que salieron bien como el episodio especial escrito por Pablo Remón y dirigido por Javier Cámara. Esta combinación dio una de las mejores piezas de nuestra ficción en 2020, ‘Estambul’, y ha vuelto a hacer lo mismo con ‘Patagonia’, un “capítulo botella” (comillas inevitables) en el que dos políticos corruptos bailan borrachos y drogados con la negación, la culpa y las ansias de venganza.

La corrupción es uno de los temas centrales, aunque no está tratada desde lo maniqueo o el partidismo ni con pretensión de denuncia política: ‘Venga Juan’ deja los juicios para los jueces y explora lo que es una falta inherentemente humana y, por desgracia, inseparable de lo español. Pero en el remate final que supone el fantástico último episodio, co-escrito y dirigido por la recién ganadora del Goya a la dirección novel Pilar Palomero, la serie vuelve al principio y se nos redescubre como otro tipo de historia. Una en la que la política era casi una excusa para llegar a lo importante. ¿Y no lo es siempre?

Nota: 9

Lo mejor: Lo engrasados que están el humor y las interpretaciones

Lo peor: Que tenga un cierre tan perfecto. Queremos más, y a la vez no.

‘Venga Juan’ estrena sus dos primeros episodios el domingo 28 de noviembre en HBO Max.

Archivos

Categorías