Radio ONE+ 99 7

Viajar a Europa, una experiencia casi normal: ¿qué medidas restrictivas aún rigen por el COVID-19?

La gente camina cerca del Coliseo sin usar máscaras faciales el día que el gobierno de Italia eliminó la obligación de usar máscaras al aire libre luego de una disminución en los casos de la enfermedad por coronavirus (COVID-19), en Roma, Italia, el 11 de febrero de 2022. REUTERS/Guglielmo Mangiapane
La gente camina cerca del Coliseo sin usar máscaras faciales el día que el gobierno de Italia eliminó la obligación de usar máscaras al aire libre luego de una disminución en los casos de la enfermedad por coronavirus (COVID-19), en Roma, Italia, el 11 de febrero de 2022. REUTERS/Guglielmo Mangiapane (GUGLIELMO MANGIAPANE/)

A pesar de que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. (CDC) mantienen a la gran parte de Europa, incluso a los países más habitualmente visitados por los turistas, en el Nivel 4 de riesgos, en el viejo continente las medidas comenzaron a relajarse, incluso, para algunos, más de la cuenta.

Los CDC colocan a un destino como un riesgo de Nivel 4 cuando se han registrado más de 500 casos por cada 100.000 residentes en los últimos 28 días. El Reino Unido, por ejemplo, ha estado en el Nivel 4 desde el 19 de julio de 2021. Eso coloca a Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte en la categoría de riesgo “Muy alto” para COVID-19, según las recomendaciones de Estados Unidos. A loa británicos se le suman en la misma lista: Francia, Alemania, Grecia, Irlanda, Italia, Malta, Países Bajos, Portugal y España.

Frente a esta situación drástica presentada desde Estados Unidos, en Europa las cosas se están viendo de modo diferente. Cuando se anunció por primera vez la pandemia de coronavirus, se ordenó a los europeos a quedarse en casa durante más de tres meses. Durante semanas ni siquiera se le permitió salir a hacer ejercicio. A los niños se les prohibió la entrada a los parques infantiles y la economía casi despegó. Pero los funcionarios dan crédito a las medidas drásticas por evitar un colapso total del sistema de salud. Se salvaron vidas, se argumentó.

Ahora, casi dos años después, Europa se ha estado preparando para adoptar un libro de jugadas COVID-19 diferente. Con economías golpeadas por la pandemia, los gobiernos está sentando las bases para tratar la próxima oleada de infecciones no como una emergencia sino como una enfermedad que llegó para quedarse. Se están considerando movimientos similares a los que ya se realizaron en Portugal y el Reino Unido.

Ahora, casi dos años después, Europa se ha estado preparando para adoptar un libro de jugadas COVID-19 diferente 
REUTERS/Henry Nicholls
Ahora, casi dos años después, Europa se ha estado preparando para adoptar un libro de jugadas COVID-19 diferente
REUTERS/Henry Nicholls (HENRY NICHOLLS/)

La idea es pasar del modo crisis al modo contención, abordando el virus de la misma manera que los países se enfrentan a la gripe o al sarampión. Esto significa reconocer que se producirá una infección y brindar atención adicional a las personas en riesgo y a los pacientes con complicaciones. La Organización Mundial de la Salud (OMS), por su parte, ha dicho que es demasiado pronto para considerar cambios inmediatos. No tiene criterios claramente definidos para declarar que el COVID-19 es una enfermedad endémica, pero sus expertos dijeron anteriormente que esto sucederá cuando el virus sea más predecible y no haya brotes continuos.“Es una decisión algo subjetiva porque no se trata solo de la cantidad de casos. Se trata de la gravedad y del impacto”, dijo el Dr. Michael Ryan, jefe de emergencias de la OMS.

Frente a esta realidad, Europa, con el número global de casos en declive, muchas naciones están reduciendo sus requisitos para que los visitantes se hagan pruebas o se pongan en cuarentena.

El Reino Unido, Irlanda, Noruega, Dinamarca, Suecia y Polonia, han eliminado sus restricciones de viaje relacionadas con COVID. Otras naciones europeas como Francia, España, Alemania, Austria e Italia han suavizado sus reglas fronterizas, pero aún requieren que los turistas cumplan con los requisitos de vacunación o prueba.

Una descripción general de las medidas de viaje de la UE, incluida la información sobre el Certificado COVID Digital de la UE, está disponible a través del sitio web de la Comisión Europea. Se puede acceder a información detallada sobre las reglas de cuarentena, los requisitos de prueba y todos los detalles de circulación en los 27 estados miembros de la UE, junto con los países Schengen fuera de la UE, Suiza, Liechtenstein, Noruega e Islandia, a través de la plataforma Reopen EU. También se puede descargar la aplicación Reopen EU para obtener información actualizada sobre la marcha.

Paris. EFE/EPA/IAN LANGSDON
Paris. EFE/EPA/IAN LANGSDON
(IAN LANGSDON/)

El pase COVID francés, Pass Sanitaire, se lanzó el 9 de junio cuando el país reabrió sus fronteras para el verano y el gobierno anunció inicialmente que el pase seguirá siendo efectivo hasta bien entrado 2022. El presidente Emmanuel Macron había propuesto que los pases COVID se usen localmente hasta finales de julio de 2022, pero ha enfrentado algunas reacciones negativas ha aliviado la mayoría de las restricciones locales. De este modo, viajar a Francia se convierte en una posibilidad creciente: con al menos dos dosis (la última aplicada hace menos de nueve meses) de las vacunas autorizadas por la UE o PCR negativo si no se está vacunado, ya el ingreso es libre y no se requiere presentar ningún tipo de documentación para ningún tránsito interno como museos, hoteles o restaurantes. Tampoco en el transporte público, aunque aquí el barbijo sigue siendo solicitado.

El Reino Unido ya había dado el puntapié inicial al liberar el tránsito interno y el turismo hacia fines del pasado mes de enero. Poco a poco, otros países como Dinamarca o Islandia rápidamente siguieron sus pasos. Además, las restricciones internas de distancia social y uso de barbijos, también fueron eliminadas en dichos países.

España, además de haber liberado sus fronteras, el próximo 20 de abril sumará la cancelación de obligatoriedad en el uso de máscaras.

Alemania desde el 20 de marzo eliminó los requisitos para usar tapabocas en lugares cerrados como escuelas y supermercados, pero seguirán siendo obligatorios en clínicas médicas y residencias de ancianos. Los 16 estados de Alemania tendrán el poder de imponer restricciones si identifican puntos críticos donde las infecciones y las hospitalizaciones alcanzan su punto máximo. También liberó el ingreso a los viajeros.

En la mayoría de las ciudades ya se puede caminar sin barbijo en lugares abiertos
February 11, 2022. REUTERS/Guglielmo Mangiapane
En la mayoría de las ciudades ya se puede caminar sin barbijo en lugares abiertos
February 11, 2022. REUTERS/Guglielmo Mangiapane (GUGLIELMO MANGIAPANE/)

Italia, en tanto, desde el primero de marzo igualó a los viajeros de países no europeos a los de sus vecinos, y las autoridades decidieron eliminar el requisito de prueba previa a la entrada y la prohibición de viajes no esenciales. Solo se deberán presentar certificados de vacunación (sin restricciones de tipo de vacuna) o recuperación o un resultado negativo de la prueba COVID-19.

Suecia también eliminó la prohibición de entrada a viajes no esenciales desde terceros países desde el 1 de abril. Esto también significa que se eliminó el requisito de presentar certificados de vacunación y pruebas al ingresar a Suecia.

Grecia, Suiza y Austria siguen los pasos, ya no sólo abriendo fronteras, sino liberando las limitaciones internas para el tránsito local y vida cotidiana. Estas mismas medidas habían ya tomado Polonia, Hungría y Ucrania, sometidas a las presiones de la guerra y los refugiados pero que, en definitiva, liberaron el tránsito para todos los viajeros.

Chipre levantará las condiciones de COVID-19 para viajar a la isla a partir del 18 de abril, aunque las personas que no hayan sido vacunadas o que no hayan completado sus vacunas de refuerzo aún necesitarán una prueba de PCR
EFE/ Paolo Aguilar
Chipre levantará las condiciones de COVID-19 para viajar a la isla a partir del 18 de abril, aunque las personas que no hayan sido vacunadas o que no hayan completado sus vacunas de refuerzo aún necesitarán una prueba de PCR
EFE/ Paolo Aguilar
(Paolo Aguilar/)

Chipre levantará las condiciones de COVID-19 para viajar a la isla a partir del 18 de abril, aunque las personas que no hayan sido vacunadas o que no hayan completado sus vacunas de refuerzo aún necesitarán una prueba de PCR, siendo uno de los escasos países del viejo continente que aún imponen ciertas limitaciones en el uso de barbijos.

SEGUIR LEYENDO:

Las 5 tendencias que cambiarán la forma de hacer turismo en la era post Covid

Uruguay no pedirá declaración jurada por COVID-19 hasta el próximo lunes para facilitar el regreso de los uruguayos y residentes

Archivos

Categorías